Seguro que has visto en redes sociales alguna imagen del mar cubierto de envases, bolsas y objetos que nadie se hubiera imaginado. Reducir los residuos marinos es uno de los principales retos a los que se enfrenta el planeta y el motor que impulsó la creación de la colección de Ikea Musselblomma. No debemos olvidar que los plásticos que usamos cada día pueden acabar en nuestros océanos y tardan en degradarse entre décadas y cientos de años.

Conscientes de la urgencia climática, Ikea ha lanzado Musselblomma, una pequeña colección de piezas de decoración elaboradas con plásticos recogidos en las costas del mar Mediterráneo.

Estos artículos han sido diseñados por la valenciana Inma Bermúdez y la ayuda de Seaqual, una compañía formada por 1.500 pescadores españoles. Todos ellos han dedicado su tiempo y esfuerzo a recoger los plásticos del mar Mediterráneo, entre los que se encuentran los llamados PET (tereflalato de polietileno). El proceso para tratar este plástico es laborioso. Primero, atraparlo en las redes de los marineros. Después, clasificarlo, reciclarlo de manera mecánica y finalmente transformarlo en hilos y tejidos en fábricas de Alicante y Valencia. El tejido obtenido de los residuos de plástico es un poliéster 100% reciclado.

Entre las muchas ventajas de esta transformación, una de las más relevantes para el océano es que, por cada kilo de plástico rescatado, se extrajeron de media otros nueve kilos de desechos del fondo del mar, por ejemplo metales y gomas.

Musselblomma: mantel, cojines y bolsas

La colección de Ikea Musselblomma tiene como eslogan “Ama el mar” y está compuesta por varias fundas de cojín, bolsas de tela y un mantel. Como es lógico, Inma Bermúdez se ha inspirado en el mar para crear un patrón sencillo y moderno con círculos, cuadros y triángulos combinados con una forma que recuerda al pez. ¿Quieres descubrir estos diseños? ¡Sigue leyendo!

  • Fundas de cojín multicolor. En total, Inma Bermúdez ha diseñado cuatro modelos distintos y el 100% del material utilizado proviene de botellas de PET recicladas, de las cuales el 2% se pescó en el mar. Las fundas se pueden quitar y lavar a máquina, ¡no nos digáis que no son unos colores de lo más veraniegos y alegres!ç

  • Mantel. Para fabricar este colorido mantel se han utilizado alrededor de 43 botellas PET de 0,5L recicladas, de las cuales dos se pescaron en el mar.

  • Bolsas. Esta bolsa, que estamos convencidos de que veremos en todos los mercados y supermercados, ha sido fabricada con nueve botellas PET recicladas de 0,5L y una de ellas se pescó en el mar. Un color tan neutro la hace perfecta para llevarla incluso de bolso, pero es ligera y perfecta para llevarla dentro de él por si tienes que comprar algo improvisado. Recuerda que reducir el consumo de plástico en nuestro día a día es lo más importante para reducir los residuos marinos.

Una diseñadora práctica y cercana

Inma Bermúdez es la primera profesional española en formar parte del equipo de diseñadores de la firma sueca. Quien ha trabajado con ella, asegura que tiene un visión práctica, cercana y colorida que traslada a sus diseños.

Esta diseñadora valenciana ha diseñado el Mejor Producto de Baño según Elle Interior Suecia y ha recibido el Designplus Award. Además, ha logrado el primer puesto en la categoría de diseño mobiliario de Andreu World en 2001 y la revista AD España la nombró en 2016 diseñadora del año.

Una colección y un reto: reducir residuos

Ikea asegura que esta la colección Musselblomma es “casi un experimento” para hacer un consumo circular y sostenible, de hecho, tiene un margen 0 de beneficios. La empresa sueca está firmemente comprometida con el medio ambiente y ya ha retirado los plásticos de un solo uso en sus artículos. Siguiendo esta línea, Ikea utilizará en 2030 plásticos reciclados o procedente de material renovable en sus productos.

La sostenibilidad es ya uno de los valores que se encuentran en el ADN de muchas compañías. Frustrados por “el uso excesivo de los recursos naturales” surge Ecoalf, una marca de ropa cuyos productos se realizan a partir de materiales reciclados. Bajo el hashtag #BecausetheisnoplanetB, Ecoalf quiere unir a las personas que se preocupan por los océanos y que luchan por encontrar soluciones.

Además, cada vez encontramos más marcas pequeñas y empresas emergentes que lanzan líneas de productos que buscan reducir los residuos marinos utilizando materiales reciclados y/o sostenibles. ¡Te dejamos esta lista con nuestro TOP 5 de ropa, complementos y accesorios para el hogar!

  • Cero Residuo: papelería y artículos de hogar sin plástico.
  • Veganized: ropa ética elaborada con condiciones óptimas tanto humanas como medioambientales: materiales ecológicos, orgánicos, veganos con una amplia colección de prendas fabricadas con materiales reciclados.
  • Vesica Piscis: zapatillas hechas con materiales orgánicos y reciclados, reciclables para contribuir a la economía circular, veganas y hechas a mano para ahorrar energía.
  • Ternua: marca española de montaña y deporte sostenible. Cuentan con camisetas elaboradas a partir de residuos 30% plástico de mar y 70% del contenedor amarillo.
  • Plástica: una tienda familiar que fabrica colecciones de pendientes llenas de color y originalidad a partir de plástico reutilizado que se había desechado.

La colección de Ikea Musselblomma es solo una muestra más de como cada vez más marcas tienen en cuenta el cuidado del medio ambiente utilizando materiales que ayuden a reducir los residuos marinos. Y tú, ¿te unes al movimiento?

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: