Si has comprado o estás pensando en comprar una nueva casa, vas a vivir esos meses de transición desde que pasas de la antigua hasta que puedes entrar a la nueva. Este tiempo, lejos de ser un periodo largo de espera, aburrido o tedioso, es una etapa estupenda para preparar todo lo necesario para entrar a una nueva casa, que te hará ahorrar muchísimo tiempo, esfuerzo y dinero. Son unos meses de ilusionarse, inspirarse y planificar lo que va a ser el nuevo hogar.

Para ello, te aconsejamos una pequeña lista de necesidades para tu nueva casa que debes preparar antes de entrar a una nueva vivienda, que te ayudarán a eliminar esos nervios e incertidumbre del principio:

Toma de medidas y espacios

Seguramente las necesidades de tu nueva casa no tienen nada que ver con las que tenías en la antigua. No tiene la misma distribución, ni estancias ni metros que en el que vivías. Antes de entrar definitivamente a vivir, te aconsejamos que hagas una planificación de las estancias y espacios que tienes que organizar, de manera que puedas prever lo que te va a hacer falta llevar para acondicionarlos. Hacer esto te permitirá llevar solo lo necesario y no emplear espacio en la mudanza transportando objetos que no quedarán bien.

Toma en cuenta las medidas que encontrarás en los planos de las estancias para determinar los muebles que colocarás y mide los espacios más concretos, por ejemplo, los armarios. Así, podrás tener en cuenta qué necesitas para vestirlos: baldas, barras, cajoneras… Cuando lleves toda la ropa a tu nuevo hogar, lo mejor es que ya los tengas listos para que solo sea colocar, y evitarás esa estresante etapa de tenerlo todo en cajas y no encontrar la prenda que necesitas.

Presupuestos 

Nada más entrar en tu nueva casa, habrá una serie de gastos que debes prever para que no te pille por sorpresa. Lo mejor es que tengas controlados los presupuestos de todas estas tareas, para que te asegures de que puedes hacer frente a todo sin ir hasta arriba y que vas llevando al día todos los pagos.

Estos son algunas de las inversiones que puedes necesitar realizar cuando llegue este momento:

  • Acondicionar tu antigua casa, si la vas a vender o alquilar. Pintar, cambiar algún mueble, arreglar algún desperfecto… Seguro que tienes que solventar algo por el estilo de cara a los nuevos inquilinos.

  • Agencia inmobiliaria. Si decides recurrir a una empresa de este tipo para vender tu anterior vivienda, deberás tener en cuenta su comisión, si te piden un desembolso inicial, etc.

  • Empresa de mudanza, seguro que necesitas ayuda con el transporte de tus cajas y esto siempre supone una inversión, pero sin duda es recomendable confiar el transporte de tus cosas a una empresa que te garantice profesionalidad, seguro contra posibles daños…

  • Altas de suministros, como el gas y la luz. 

  • Conexión a Internet.

  • Gestoría, para que te ayude en la gestión de los trámites que conlleva la compra y venta de una vivienda.

Artículos personales e imprescindibles

Ubica en una misma caja todos lo que utilizas en tu día a día, así como las combinaciones de ropa que vayas a necesitar los primeros días. Útiles de aseo, un juego de sábanas, menaje de cocina… Lo mínimo que vas a necesitar cuando entres a vivir, para que tengas tiempo de poder desembalar todo tranquilamente sin echar en falta los artículos del día a día.

Color de hogar

Prepara esos pequeños detalles que te harán sentir en casa, de forma que puedas incorporarlos a la nueva en cuanto llegues. Ese ambientador que caracteriza tu hogar, el cuadro que te representa, la alfombra que siempre colocas en tu salón… Así, harás tuya la vivienda y te sentirás a gusto desde el principio y durante el proceso de asentarte, aunque la casa todavía esté vacía y sin decorar.  

Información e inspiración

Durante todos los meses que estés esperando tu nueva casa, tienes tiempo para consultar cientos de plataformas, revistas, redes sociales, tiendas… Recopila todo lo que más te gusta para incorporar a tu nuevo hogar: ideas de decoración, consejos de organización, alternativas de distribución de los ambientes… Todo tipo de ideas que te inspiren a la hora de vestir tu casa nueva, de forma que cuando entres a vivir y tengas que ponerte a ello, ya tengas todo ese trabajo realizado. Ordénalo todo por carpetas en tu ordenador o teléfono, por ejemplo, por estancias: ideas para el dormitorio, para la cocina, para el jardín… Así, cuando tengas que ir a comprar todo, ya irás directamente a lo que quieres y necesitas. Además, evitarás comprar cosas sin sentido y en exceso, propio de comprar sin planificación. 

Si puedes también tener una guía de tiendas donde has visto todas esas cosas que tanto te han gustado ya es ideal, perderás mucho menos tiempo recorriendo tiendas en las que quizás al final no encontrarías nada.

Conoce a los vecinos

Presentaos como nuevos inquilinos del bloque, conoced a las familias que tenéis alrededor… Saber que tenéis personas encantadoras cerca hará que tengáis mucha más seguridad a la hora de pasar los primeros días en vuestra nueva casa. Además, también es importante que os conozcan para que podáis acudir a ellos si tenéis algún percance en esos primeros días, con la mudanza, si os hace falta algo que habéis olvidado llevar… La imagen de ir a casa del vecino a por sal resulta muy peliculera, pero cuando se hace entra a una nueva vivienda puede ser muy real que os haga falta apoyo de algún vecino a la hora de saber cómo funciona alguna instalación o realmente necesitéis pedirles algo que se os ha pasado llevar en esa primera mudanza.

Con todo esto a punto, tendrás todo lo que necesitas para completar las necesidades de tu nueva casa. Descarga esta plantilla para que no se te olvide nada y ¡empieza la aventura de un hogar maravilloso!

DESCARGAR PLANTILLA

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: