¿Has oído hablar del suelo radiante? Pese a que ya lleva años utilizándose, en España aún se considera algo novedoso, ya que la implantación en los hogares está siendo muy progresiva y todavía no es una solución muy conocida.

Es un recurso estupendo para calentar un hogar de forma más sostenible. Con él no solo ahorraremos energía al planeta, sino también dinero a nuestros bolsillos, ¡que nunca viene mal!

Cómo funciona 

El suelo radiante funciona con un sistema de circuitos de agua a baja temperatura, entorno a unos 30-45 grados. A esto se suma que los circuitos que transportan el agua son muy finos, por lo que la cantidad que deben mover es muy pequeña. Gracias a esto, la energía que se necesita para calentar o enfriar este agua es muy baja, lo que provoca que sea un sistema que minimiza el consumo de energía.

Tipos de suelo radiante

En este post nos hemos centrado en el suelo radiante mediante tuberías de agua, pero existen dos tipos más:

  • Por fibra de carbono, en el que el calor llega a través de filamentos de fibra de carbono colocados bajo el suelo.
  • Suelo radiante eléctrico, que se transmite con un sistema de electricidad también por debajo de la tarima.

Ventajas del suelo radiante: consume mucho menos 

Decantarnos por un hogar con suelo radiante son todo ventajas: ahorro, sostenibilidad y confort. 

  • Sirve para calentar invierno y también para enfriar en verano. 
  • Ahorramos el espacio que nos ocupan los radiadores y demás cacharros de calefacción.
  • El suelo radiante puede llegar a consumir un 20% menos que un sistema de calefacción tradicional.
  • Gracias al suelo radiante, el calor y el frío irradian desde el suelo. Como la temperatura en los pies es mayor a la que posee el aire en la parte superior, la sensación de confort térmico es estupenda. (¡que levante la mano quien no soporta los pies fríos!).
  • Es una solución más saludable y anti alérgica, al no mover el polvo con corrientes de aire y evitar la sequedad y la baja humedad que facilita la aparición de ácaros.
  • Es una opción sostenible gracias al bajo consumo de energía.

Muchas de las viviendas de AQ Acentor cuentan con este tipo de suelo, para que la comodidad en tu hogar empiece desde abajo y a tu casa no le falte detalle. Una vez que pruebes el suelo radiante, te garantizamos que no querrás otro tipo de suelo, ¡es una gozada!

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: