Después de mucho pensarlo, ya te has decidido (y si no lo has hecho ¡a por ello!). Este próximo año 2019-2020 vas a empezar a buscar una nueva casa. Cambiar de vivienda es un proceso largo, en el que hay muchos pasos y aspectos que hay que tener controlados. Entre ellos, vender tu casa actual. ¿Sabes que hay una serie de trucos que puedes poner en práctica para revalorizar tu casa, aumentar su valor en el mercado y conseguir vender tu vivienda? Además, ¡te dejamos una guía para sacar las mejores fotos de tu casa!

Trucos para revalorizar tu casa

Antes de nada, revisa la casa de arriba a abajo para saber qué debes mejorar o potenciar y apúntalo todo. Investiga qué aspectos son los más valorados en los inmuebles de tu zona. El tipo de personas y familias que busquen casa en la zona determinará en qué debes focalizar más la renovación de tu vivienda: número de habitaciones, tipo de cocina, estilo de decoración…

Para decidir en qué reformas y modificaciones vas a invertir, también es importante que hables con un tasador, para que te aconseje qué cambios tendrán realmente impacto sobre el valor de la vivienda y cuáles no compensarían tu gasto.

Pequeñas reformas para aumentar el valor de la vivienda

Cocina y baño 

Suelen ser las estancias en las que más se fijan los compradores, porque son las más sensibles al paso de los años y dejan en evidencia la antigüedad y cuidado del inmueble.

En la cocina, es importante que renueves los electrodomésticos si no están en las mejores condiciones. Los azulejos de las paredes y los suelos también es primordial que estén cuidados: puedes incluso pintarlos si no quieres meterte en cambiarlos. Si los muebles son excesivamente antiguos o lucen muy viejos, plantéate un pequeño lavado de cara, bien con una mano de pintura o, si puedes permitírtelo, cambiando las piezas: puertas, estantes, grifería… Y si puedes renovar los muebles completos ¡mejor que mejor!

Cocina de AQ Turianova – Edificio Riodeva

En el baño, la bañera ya pasó a mejor vida. Poner una ducha no te costará mucho dinero y el aspecto y funcionalidad de tu baño mejorará de cara a los compradores. Esto te permitirá aumentar el valor de tu casa. El estilo de los muebles y accesorios de baño ha cambiado mucho con el paso de los años, por eso renovarlos también le dará un lavado de cara que mejorará esa primera impresión tan importante.

En ambas estancias, retira de la vista todos los objetos personales: útiles de aseo, menaje de cocina, etc. A menos que sea algún objeto pequeño, neutro y nuevo que aporte ese punto de “calor de hogar”. 

Salón y dormitorios

Dependiendo de lo que se busque en la zona y los metros que tenga la vivienda, puedes plantearte incluso añadir o quitar algún tabique para hacer una habitación más o dar más metros a alguna estancia. De nuevo lo de todas las habitaciones: poca decoración, sin mucho colorido y nada personal.

Espacio y almacenamiento

Es importante que los futuros compradores no vean espacios sin aprovechar: largos pasillos, rincones vacíos… Intenta sacar el máximo partido a los metros de la vivienda, por ejemplo, aprovechando rincones para colocar espacios de almacenaje: armarios, estantes, altillos… Una vivienda optimizada tiene muchas más posibilidades de triunfar en la venta y de tener más valor en el mercado.

Ahorro energético: vivienda sostenible para subir el precio de tu casa

Equipar la vivienda con calidades que promuevan el ahorro de energía, siempre sumará puntos para esa futura venta y revalorizará tu casa.

La elección de electrodomésticos es una de las cosas que puede apoyar esto, ya que los de clase A o superior, por ejemplo el A+++, consume mucha menos energía. Por ejemplo, un frigorífico de clase A+++ consume un 70% menos de energía que uno de clase media. También la elección de la caldera si está demasiado vieja y necesita ser sustituida: para ello opta por una de condensación o de baja temperatura que permite un ahorro de hasta un 25%.

El aislamiento de las ventanas y puertas también puede ser clave. Si tu vivienda necesita unas nuevas, elige ventanas de doble cristal y marcos de PVC, que mejorarán el aislamiento térmico y acústico.

Decoración y detalles para revalorizar tu inmueble

¿Sabías que un comprador se decide casi por completo a quedarse o no con la vivienda durante los 7 primeros segundos? Es por esta razón, que el aspecto deberá estar perfectamente cuidado. En la pared, una mano de pintura siempre es imprescindible, de colores neutros para que sea más fácil que guste a cualquiera. También vigila que no haya humedades, ni manchas, ni desconchones. Esto tendrá que ir de la mano con la iluminación, de bombillas claras que aporten amplitud.

Los detalles más insignificantes pueden ser importantes, sobre todo los que afectan a la funcionalidad de la vivienda: enchufes suficientes y cuidados, interruptores nuevos, rodapiés y tarima en buenas condiciones, tiradores de puertas renovados…

La decoración es uno de los aspectos principales en esta primera impresión: los mejores muebles para una venta son aquellos de tonos neutros y con aspecto moderno y nuevo. La madera siempre es una buena opción porque aporta calidez. Para las visitas de los futuros compradores, retira todos los accesorios personales, para que la casa luzca lo más neutra posible: figuritas, retratos, juguetes…

Jardín y exteriores

Si dispones de jardín o terraza, aprovecha para que sea un extra que termine de convencer al comprador. Césped arreglado, muebles cuidados, decoración acogedora… Unas bonitas plantas pondrán el broche de oro al tour de tu vivienda: ayudarán a crear ese estupendo aspecto que determine la decisión final y la posibilidad de un coste más elevado del inmueble.

Además, prepara un pequeño guión de lo que vas a contar cuando enseñes tu casa. Piensa en los puntos más positivos que tendrás que potenciar y cómo venderás lo bien que se vive en ella. Recuerda que las emociones son lo más importante a la hora de decidirnos por una compra, por eso, lo importante es que transmitas ese sentimiento de “en esta casa serás feliz”. ¡Verás como no falla!

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: