Niños sin clase durante semanas y padres teletrabajando. Parece la peor combinación posible y una situación difícil para muchos. Sin embargo, se trata de una oportunidad para pasar más tiempo en familia y para evadirte (aunque sea un poco) de la situación actual. Por eso te proponemos 6 juegos para niños durante el confinamiento.

“Veo, veo”, juegos de mesa, lectura, juguetes, cartas… Después de tantas semanas confinados, no nos extraña que ya no se te ocurran más ideas para entretener a los más peques y, de paso, agotar la energía extra que parece que tienen estos días. Hemos recopilado las mejores actividades para que la cuarentena no parezca el fin del mundo. ¿Cuántos juegos para niños durante el confinamiento eres capaz de hacer? ¡Aquí aburrirse está prohibido! 

  • La búsqueda del tesoro. El objetivo de este juego es encontrar un objeto que hayas escondido el cualquier parte de la casa. Para que funcione, debes dibujar tu casa a modo de plano y escribir una serie de pistas y acertijos para que los demás descubran dónde está el tesoro. El premio puede ser una bolsa de palomitas, una chocolatina… la idea es que el papel lleve a tus hijos de una parte a otra de la casa y les mantenga entretenidos un buen rato mientras buscan el tesoro. 
  • Sorpréndeles con un experimento. En internet hay miles de ejemplos para que dejes a tus hijos con la boca abierta mientras aprenden algo sobre ciencia. Por ejemplo, ¿sabías que puedes inflar un globo sin soplar? Solo necesitarás un globo, un sobre de levadura, un embudo pequeño, una botella de boca estrecha y vinagre. ¡Anota estos pasos! 
    • Llena un tercio de la botella con vinagre. 
    • Mete el embudo en la boca del globo (por donde se infla normalmente) y añade la levadura al globo. 
    • Pon la boca del globo en la boca de la botella e intenta que no se caiga la levadura dentro de la botella. El globo tiene que quedar colgando en el lateral de la botella. 
    • Levanta el globo hacia arriba para que (ahora sí) la levadura caiga dentro de la botella. Van a aparecer unas burbujas y se producirá algo de ruido y, de repente, ¡magia! el globo empezará a inflarse.  
    • ¿Qué ha pasado? Se produce una reacción química algo violenta entre el vinagre y la levadura, que genera un gas carbónico y unas burbujas. El gas sube hacia la boca de la botella y entra en el globo, como la presión es fuerte, el globo empieza a inflarse. 
  • Haz un collage para enmarcar. Seguro que tienes por casa algún álbum con fotos de viajes inolvidables, navidades en familia, celebraciones de cumpleaños…¡Rescátalos! Coge también revistas de moda o de viajes, unas tijeras, pegamento y un par de cartulinas blancas para hacer un collage con tus fotos. Será un buen recuerdo que luego puedes colgar en la pared de tu casa y recordar que lo hicisteis entre todos durante el confinamiento. ¿No te parece buena idea? 

  • Aplica el método Montesorri. Es un modelo educativo que consiste en hacer muchas manualidades en casa con materiales sencillos (y económicos) para estimular la capacidad y el desarrollo cognitivo de los más peques con gestos cotidianos. Necesitarás una tabla de madera (sirve un marco de fotos), una tela, unas chinchetas y cola para fijar tejidos. Por ejemplo, para que los niños de entre 3 o 4 años aprendan a atarse los cordones o a abrocharse los botones puedes pegar a la tela unos cordones de zapatos  o  utilizar una vieja camisa para que jueguen con los botones. Aunque parezca una actividad sencilla, les entretiene mucho. 
  • Convierte a tus hijos en pequeños arquitectos. Vete a tu vestidor a por unas cajas de zapatos, rescata las cajas de la compra y deja que la creatividad de tus hijos se ponga en marcha para que cree una casa de muñecas, un castillo, una granja, una casa… ¡todo es posible! Ayúdales cortando los materiales y sugiéreles que pinten lo que han construido y que lo decoren. Estarán encantados con sus creaciones.
  • Dale una segunda vida a tus viejas prendas. Teñir una camiseta es una actividad con la que, al mismo tiempo que tus hijos se divierten, le das una nueva oportunidad a esas camisetas básicas que ya no te pones o que tienen una mancha que no desaparece nunca así que, ¡manos a la obra! Utilizaremos la técnica tie-dye, que no puede estar más de moda. 
    • Pon la camiseta que has escogido sobre una superficie plana y coloca tu dedo índice y tu pulgar en el centro de la camiseta. 
    • Empieza a mover tus dedos en círculo, creando una espiral desde el centro de la camiseta. 
    • Cuando hayas creado la espiral, usa una cuerdas o gomas para atar la camiseta, utiliza por lo menos tres. 
    • Asegúrate que tu camiseta no se arrugue y aplica un color distinto en cada sección que has hecho antes. Es importante que sigas las instrucciones del producto, ya que cada uno es distinto. 
    • Por último, deja reposar el tinto, envuelve la camiseta en una bolsa de plástico y pasadas 4 o 6 horas quita las gomas de la camiseta y estírala. ¡Efecto hippie conseguido! 
  • Como ves, no todo está perdido. Todavía quedan alternativas a tu alcance para entretener a tus hijos más allá de las típicas manualidades, de la repostería y de los juegos de mesa. Cuéntanos si has puesto en práctica algunos de nuestros juegos para niños durante el confinamiento o comparte con nosotros las tuyas. Pronto, ¡todo pasará! 

 

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: