En Navidad siempre podemos rascar algunos días libres, que queremos aprovechar para estar en familia, con amigos… Y hacer planes diferentes. Son muchos los planes para Navidad que podéis hacer juntos, y siempre puedes consultar los periódicos y guías de tu ciudad para ver qué espectáculos y opciones de ocio se realizan durante las fiestas. Seguro que encuentras mercadillos navideños, teatros, circo, juegos, musicales… Además de ellos, te proponemos opciones divertidas para pasar tiempo con los que más quieres y hacer cosas geniales juntos.

Juego de mesa navideño

Este es uno de los planes para Navidad donde las risas están garantizadas: un Party Navideño” hecho por vosotros mismos. Pensad en pruebas de diferentes categorías, por ejemplo:

  • Desafío: cantar un villancico con la boca llena de polvorones para que el equipo lo adivine, salir a la calle en pijama navideño…
  • Mímica: representar una escena navideña, película, disfrazados y con accesorios.
  • Pregunta: ¿cuál es la planta bajo la que hay que besarse según la tradición de Navidad? 
  • Dibujo: dibujar momentos navideños, regalos típicos, elementos de decoracón… Para que el resto lo adivine.
  • Canción: poned a uno del equipo contrario los cascos a todo volumen con la canción más ridícula del Caribe Mix. Tendrá que cantar el villancico que le digáis por encima de esa sin liarse. También podéis hacerlo al revés: que el que tenga los cascos a todo volumen tenga que adivinar el villancico que el resto está cantando. ¡Os partís de risa.

La diversión no sólo está garantizada durante el juego, sino que pensando en lo que cada equipo tendrá que representar también lo pasaréis en grande.

Podéis usar como soporte o tablero cualquier otro juego que tengáis por casa y utilizarlo como medio para pasar de una prueba a otra y definir cuál toca hacer.

Gymkana por la ciudad

Otra idea para pasar un día de risas aseguradas con tus amigos, pareja o familia. Las gymkanas son juegos de pruebas, tanto físicas como de inteligencia, en las que una prueba conduce a la otra. Hacer una gymkana con pistas de vuestra historia, de vuestra amistad, anécdotas, vivencias, es súper divertido, tanto el proceso de pensar en todo ello como el momento de jugarla. 

Podéis elaborar pistas escritas que conduzcan a rincones de la ciudad, poner pruebas físicas que haya que superar para continuar a la siguiente, acertijos que resuelvan el siguiente lugar donde hay otra pista… 

Dividíos en equipos y elegid a unos cuantos que conduzcan el juego, que vayan haciendo el recorrido un paso por delante y esperen en las pruebas. Elegid para los puntos de prueba los rincones más navideños de la ciudad, para conseguir un ambiente ideal al mismo tiempo que véis la decoración de las calles. Además, cuanta más gente haya en los lugares donde tengáis que hacer las pruebas más absurdas, ¡mayor será la vergüenza y las risas!

Podéis aprovechar para dar los regalos entre las pruebas y que haya que ganárselos. Uno de los planes para Navidad que más gusta tanto a mayores como pequeños.

Si no tienes tiempo para hacer una gymkana personalizada pero quieres disfrutar de este plan, seguro que en tu ciudad encuentras empresas que las organicen. Aunque no sea personalizada también lo pasaréis en grande y merece la pena vivir la experiencia en grupo.

Teatro de improvisación + chocolate caliente

El teatro de improvisación es un tipo de espectáculo aún desconocido por muchos. Está protagonizado por grupos de actores que no tienen ningún tipo de guión para salir a escena. En muchos de los espectáculos, el público es el encargado de decir sobre qué irá la siguiente escenificación, qué palabras tienen que incluir en el acto, e incluso dar paso a su siguiente frase. Es una opción súper divertida para reirse a carcajadas y ver algo diferente, participando en lo que estamos viendo y viviéndolo con nuestros amigos.

Hay muchos grupos de teatro, tanto profesionales como amateur, que practican este tipo de teatro, así que seguro que encuentras por internet algún espectáculo en tu ciudad.

Después de disfrutar del espectáculo, un chocolate calentito es el colofón de una tarde estupenda. Y si es de noche, ¡una cervecita con baile!

Empaquetado original de regalos de Navidad

Que levante la mano quien envuelve a toda prisa los regalos en el último momento porque le pilla el toro… (nosotros).

Para evitar esto, te proponemos que este año os montéis un planazo con vuestra mejor playlist de música, envoltorios originales, adornos divertidos y navideños y elaboréis paquetes súper currados y diferentes. Es algo que gustará a los más niños más grandes de la casa, ya que es una manualidad “de mayores”. Eso, sí, ¡cuando los peques no estén en casa!

Según la asociación ECODES, cada Navidad, solo en Reino Unido acaban en la basura 83 kilómetros cuadrados de papel de regalo. Dicen que si los pusiéramos extendidos ocuparían lo mismo que la isla de Formentera. Piensa ahora ¡cuánto se genera en el mundo entero! Por eso este año te proponemos que hagas este empaquetado diferente.

Una de las opciones es utilizar papeles reciclados, de revistas o periódicos y decorarlo para que quede de lo más divertido.

Otra opción es utilizar envoltorios que además de ocultar el regalo, son un regalo en sí mismo, como pañuelos, tote bags o bolsas de algodón, que después la persona podrá utilizar también y el residuo es cero.

El adorno personal

Cuando decoramos el árbol de Navidad dejamos un poquito de cada uno de nosotros en él. Pero, ¿y si además de hacerlo de forma simbólica, lo materializamos?

Podemos hacer una adorno que nos represente a cada uno de los integrantes de la casa, para colocarlo en el árbol, ponerlo en el belén, colgarlo en la chimenea o estantería… Una figura que representa nuestro hobby, un dibujo de nosotros mismos, un recortable con los colores que más nos gustan… Incluso un calcetín customizado que hable de nosotros, describiendo cómo somos y qué nos apasiona. Puedes comprarlo liso y pegarle telas, dibujos, cintas, papeles de colores, pintar con rotuladores…

¡Lo que se le ocurra a cada uno! Luego, colgaremos en el árbol nuestro adorno, y así estará representada la familia al completo y Papá Noel y los Reyes Magos ¡no se olvidarán de ninguno para dejar los regalos!

Tarjetas de Navidad con mucho love

En la era digital, ¿a quién lo le hace ilusión recibir algo a mano, personalizado, que le felicite las Navidades? Júntate una tarde con tu familia o amigos, un chocolate caliente y pasad una tarde de manualidades haciendo tarjetas.

Es un plan ideal para hacer con los más peques, que podrán dibujar, pintar, recortar y dar rienda suelta a su creatividad.

También puedes hacer los cartelitos personalizados para las cenas navideñas, donde ponga nombre y lugar que cada invitado ocupará en la mesa. A los niños les encanta verlos luego colocados y sentir que han colaborado a construir la decoración de la mesa.

Dulces navideños para los invitados

Tanto si váis a ser los anfitriones como si váis a ir a casa de alguien a las cenas y comidas navideñas, hacer pasteles y galletas de Navidad es una idea estupenda para obsequiar a la familia y amigos.

Cocinar en grupo es uno de los planes para Navidad más divertidos, sobre todo si no sois muy expertos en la materia y os echáis unas risas con las cosas que os salen. Id a comprar los ingredientes juntos, mirad recetas, apostad quién lo va a hacer mejor, reíos probándolo y, sobre todo, reíos cuando lo prueben los demás.

Los peques también se vuelven locos cocinando y pringándose las manos con masa de bizcocho, galletas, decorando canapes… 

Si te preocupa el azúcar y quieres dulces saludables, ¡también tenemos opciones listas para ti!

Sean cuales sean tus planes para Navidad elegidos, caseros o por la ciudad, de fiesta, con hijos… Lo importante es que pasaremos ratos inolvidables con las personas que queremos, amigos a quienes no veíamos hace mucho, familia que vive fuera durante el año… Y son días para exprimir las horas al máximo, reírnos, abrazarnos y contarnos todo lo que no nos hemos contado.

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: