familia dentro de casa

Preguntas frecuentes sobre vivienda

No queremos que te quedes con ninguna duda

AQ Acentor

La referencia catastral es el identificador de carácter oficial y obligatorio que deben tener los bienes inmuebles y es asignado desde el Castrato. Este código alfanúmerico permite situar el inmueble en la cartografía catastral.

Si estás interesado en alquilar una vivienda en AQ Acentor solo tienes que rellenar y enviar el formulario de contacto que aparece al lateral de cada inmueble y nos pondremos en contacto para informarte de todo. Si quieres ver varias viviendas o necesitas ayuda en el proceso, puedes contactar con nosotros.

Si estás interesado en alquilar un local comercial en AQ Acentor, solo tienes que rellenar y enviar el formulario de contacto que aparece al lateral de cada inmueble y nos pondremos en contacto para informarte de todo. Nosotros nos encargamos de todo. Si quieres ver varias viviendas o necesitas ayuda en el proceso, puedes contactar con nosotros.

Una actualización de renta es la mofidicación anual del coste de una vivienda en alquiler en base a la variación de precios del mercado, pudiendo deberse también a otras causas o acuerdos. Esta revisión puede ser solicitada tanto por el propietario como por el inquilino de la vivienda y se trata de una potestad, no de una obligación.

Los documentos necesarios que tendrás que llevar a la notaría para la compra de una vivienda de segunda mano, de un particular o de un promotor son:


– DNI/CIF o tarjeta de residencia
– Poder Notarial (si fuera el caso de actuar en representación)

Estos deben ser llevados por ambas partes (comprador y propietario).
Adicional, el propietario deberá llevar documentación adicional como:

– Título de la Propiedad.
– Último recibo de Bienes e Inmuebles
– Certificado de la Comunidad de Propietarios
– Ficha de Información Personalizada y Oferta Vinculante (FIPER)

Con esto, la notaria puede realizar el borrador de la escritura que te la enviará unos días antes de la firma para tu revisión.

Es importante que antes de la compra te informes de varios aspectos que aseguren que todo está correcto y que la vivienda está libre de cargas, como el número de Registro de la Propiedad y el Certificado energético. En caso de haber carga hipotecaria, deberán llevar el certificado de deuda.

Un certificado energético (CE) es un informe que autentifica la calidad del consumo energético y las emisiones de CO2 de un hogar o establecimiento y actualmente es obligatorio solicitarlo para la venta o alquiler de un inmueble (desde el 1 de junio de 2013, una vez entra en vigor el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios)

La garantía adicional es un aval que asegura una obligación de pago. La ley de Arrendamientos Urbanos permite solicitar al inquilino una garantía adicional a la fianza. De llevarse a cabo, el valor de la garantía adicional debe figurar en el contrato de alquiler, para garantizar el cumplimiento de las obligaciones y preservar ante impago o desperfectos en la vivienda. La ley limita el valor de dicha garantía a 2 mensualidades de renta.

La permanencia obligatoria ltiene un tiempo mínimo de 6 meses. Esto es así desde a partir de la reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos de la Ley 4/2013, de 3 junio, que aplica a los contratos celebrados a partir del 6 de junio de 2013 hasta la actualidad.

La duración de contrato de arrendamiento es el pacto libre entre las dos partes de fijar la perdurabilidad del contrato. Si la duración es inferior a cinco años, cuando se acerque el momento del vencimiento, el contrato se prorrogará obligatoriamente por plazos anuales hasta alcanzar una duración mínima de cinco años si el inquilino lo desea.

La indemnización por desestimiento de contrato es la posibilidad que tiene el usuario de dejar sin efecto el contrato pactado. Las partes implicadas podrán pactar en el contrato que, en el caso de desistimiento, deba el arrendatario indemnizar al arrendador con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año del contrato que reste por cumplir.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) mira la posibilidad de que el inquilino finalice el contrato de arrendamiento una vez transcurridos al menos seis meses desde su firma, siempre que se lo comunique al propietario con una mínima antelación de treinta días.

El propietario tiene la responsabilidad de asumir las reparaciones necesarias para que la vivienda esté en condiciones de habitabilidad. Además, estas obras no deben incidir en el aumento del precio del alquiler. Al propietario le corresponde ocuparse del mantenimiento de suelo, paredes y techos.

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) es un conjunto de normas legales que regulan el derecho inmobiliario. Su función es la de regir toda materia vinculada con la vivienda y el alquiler, aunque sea para uso turístico o comercial. En marzo de 2019 se aprobó en Consejo de Ministros vía Real Decreto-ley la última modificación de esta regulación, la cual surgió en 1964 y ha ido teniendo diferentes versiones, siendo las más importantes las de 1995 y 2013.

Un préstamo promotor es un tipo de financiación que se ofrece a los promotores inmobiliarios y a quienes adquieren las propiedades terminadas en promociones inmobiliarias, siempre que exista una subrogación en el préstamo concedido al promotor.

El tiempo de construcción aproximado de una obra nueva es de 6 a 10 meses. No obstante, hay aspectos que podrían alterar el plazo de construcción de una vivienda nueva, como por ejemplo, la calidad del terreno y cimentación.

En una empresa, el Chief Financial Office o CFO es el encargado de la parte financiera. Este gerente de finanzas no solo es la mano derecha del CEO, sino que también se encarga de planificar y dirigir financieramente la empresa, de analizar la política de inversores, de optimizar los costes de la misma y de presentar el balance financiero de ésta.

En un inmueble, una división horizontal es una fragmentación de un edificio en varias partes con el propósito de venderlas por separado, es decir, dividir las diferentes plantas, locales, trasteros, plazas de garaje o pisos de forma independiente para que se puedan vender.

Comprar sobre plano hace referencia a la compra de un inmueble antes de que este sea construido o mientras se está construyendo. Con este tipo de compra se puede llegar a realizar cambios sobre el plano inicial, pactar el valor del inmueble o, incluso, poder ir pagándolo mientras se está construyendo.

Para la compra de una vivienda nueva, los impuestos a pagar son el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que corresponde al 10% del valor total de la vivienda, y el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD), entre el 0,5% y el 1,5%, dependiendo de la comunidad autónoma. En caso de que se compre una vivienda de segunda mano, a estos impuestos se añade el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), entre el 6% y el 10%, dependiendo del valor escriturado.

Durante la compra de una vivienda o inmueble, el comprador tiene que incluir unos gastos añadidos que pueden llegar a suponer el 12% del valor de la compra de la vivienda. Estos gastos son los gastos de la gestoría, entre 300 y 500 euros, siempre que se haya contratado este servicio; los gastos de la notaría, que rondan entre el 0,2% y el 0,5% del valor total de la vivienda a comprar; la inscripción en el registro de la propiedad, entre el 0,1% y el 0.25% del valor total del inmueble; y los honorarios de la inmobiliaria, que se encuentra entre el 3% y el 5% del valor de la vivienda.

El Impuesto de Bienes Inmuebles o IBI es un impuesto directo que forma parte de las tasas municipales y es cobrado por el ayuntamiento. La antigüedad del edificio, el valor del suelo, el valor de los materiales de su construcción, su localización y las características urbanísticas del suelo son los valores influyen en el precio de este impuesto, cuyo valor total es fijado por el ayuntamiento.

El libro del edificio es un archivo que contiene diferentes documentos relacionados con el historial y la información jurídica, administrativa y técnica del edificio o inmueble. Entre los documentos que incluye este libro de edificio se encuentra el acta de recepción de la obra, las instrucciones de uso y mantenimiento, el proyecto y la relación de los agentes participantes.

El Certificado de Eficiencia Energética recoge el consumo energético de una vivienda o inmueble en cuanto a gas, electricidad, agua y ventilación. Es una medida implantada por la Unión Europea y establecida en la Ley 8/2013 del 26 de junio con la que se obtiene una etiqueta energética que va desde el grado más eficiente hasta el menos. No poseer este certificado conlleva una multa de entre 300 y 600 euros por infracción para el anunciante.

¿Necesitas ayuda?

Contacta con nosotros