A pesar de que vivimos en un momento de incertidumbre, lo cierto es que la crisis del coronavirus pasará y el mercado inmobiliario volverá a estar tan activo como antes. Quizá este tiempo de confinamiento te sirve para ordenar tus prioridades y tomar alguna que otra decisión, como la de comprar una casa.

Tendemos a idealizar el proceso: te gusta una casa y la compras. En cambio, pueden ser muchas las preguntas y dudas que te surgen y que necesitas aclarar.. Además, el mercado inmobiliario de cada comunidad autónoma tiene sus peculiaridades y, por este motivo, hay que informarse de antemano. Hay dudas que se repiten una y otra vez: ¿compraré bien? ¿me adaptaré a la nueva zona? ¿me servirá para dentro de 10 años? ¿es el momento adecuado?

Para que todo salga bien, ten en cuenta lo siguiente, son los errores al comprar una casa que los compradores cometen (una y otra vez). ¡Evítalos!

  • Calcular mal el límite de tu presupuesto. Es la primera trampa en la que caen los compradores a la hora de establecer la regla del 30%. Este método indica que los gastos en vivienda (hipoteca, gastos comunitarios…) no deben superar el 30% de tus ingresos netos. Muchas entidades financieras utilizan esta regla como indicar para aprobar o denegar un préstamo hipotecario, así que tómate tu tiempo y calcula bien y con precisión el presupuesto con el que cuentas. Entendemos que el aspecto económico es el más importante a la hora de adquirir un inmueble, por eso es recomendable acudir a un profesional para que realice un estudio sobre tu potencial económico. Por último, antes de firmar nada, ¡lee la letra pequeña con detenimiento!
  • No elegir la localización correcta. Piensa mucho la zona en la que quieres invertir y construir tu hogar. Es tan importante que ahora te sientas cómodo en ella pero que pienses si lo seguirá siendo cuando quieras revender tu vivienda porque, por ejemplo, hay zonas donde una calle es buena, pero la calle de detrás no lo es tanto o te gusta el barrio y la casa, pero el portal está ubicado en un callejón. Dedica tiempo a conocer bien la localización donde quieres comprar y pregunta qué planes de desarrollo urbanístico hay en la zona y cómo se podría revalorizar tu futura casa. En definitiva, estúdiate la zona.

  • Comprar una casa demasiado pequeña. Has visto la casa de tus sueños, ubicada en la zona ideal a la que te quieres mudar, pero tu casa solo cuenta con dos dormitorios, un baño, una cocina y un salón. ¿Te servirá esta casa para dentro de 10 años? ¿Te mudas solo tú o con tu pareja? ¿Te gustaría ampliar la familia en un futuro cercano? Todas estas cuestiones hay que tenerlas en cuenta antes de dar el paso. Según un estudio realizado en EEUU, un alto porcentaje de personas se arrepiente de haberse comprado una casa demasiado pequeña. Piensa teniendo en cuenta el futuro, así de sencillo.
  • Pensar demasiado. Este error es simple: las oportunidades a veces se pierden por miedo o falta de confianza. Es normal tener dudas, pero se precavido y piensa bien la decisión que vayas a tomar, no alargues ese momento porque si tienes delante una buena oportunidad, seguro que no eres la única persona interesada.

  • No preguntar lo suficiente. A veces nos da vergüenza avasallar a otra persona con preguntas que pensamos que son innecesarias, pero a la hora de comprar una casa toda información es poca. Para que no se te quede nada en el tintero, haz una lista con todas las cuestiones que te preocupan y te rondan en la cabeza para después preguntárselas directamente a la promotora o al vendedor.

Sabemos que ser propietario por primera vez no es fácil, pero es ilusionante. Los nervios estarán presentes en todo momento, desde que decides ver un piso hasta que firmas el contrato de compraventa, así que intenta disfrutar del camino y medita lo suficiente cada decisión. La cuarentena puede ser un buen momento para ordenar tus prioridades y comenzar la búsqueda, ¿no crees?

¡Esperamos haberte ayudado!

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: