Parece que después de haber pasado tanto tiempo en casa, todos somos un poco más conscientes de la importancia de tener nuestro pequeño rinconcito donde sentirnos a gusto, pensar, leer… y en el que fluya la energía de otra manera. Podemos construirlos con jardines de interior, las mejores zonas para relajarnos y cargarnos de buena energía.

Las plantas nos van a ayudar a crear ese espacio especial, además de purificar el ambiente y proporcionar un equilibrio estético en nuestro hogar.

Hoy en día, muchas de las nuevas viviendas se diseñan ya con zonas verdes para poder disfrutar de la naturaleza en tu propia casa. Pero para los que aún no os habéis decidido a cambiar, a continuación, os damos algunos consejos que seguro que os invitan a seguir la tendencia de los jardines de interior.

Busca un lugar luminoso para tu jardín de interior

Bajo un tragaluz, una galería, junto a una ventana… Todo depende de cómo esté distribuida tu casa y de las posibilidades que tengas, pero la luz del sol es casi lo más importante. Hay especies que pueden estar en lugares menos iluminados, pero te permitirán jugar menos con la variedad de hojas y tamaños. Lo mejor, es consultar con un profesional para que te recomiende la mejor opción en el caso de tu vivienda.

Elige un de jardín de interior que vaya con tu estilo

Como hemos dicho, creamos los jardines de interior se integrarán en la decoración de nuestra casa para aportar armonía, por tanto, deben ir acorde al diseño de tu hogar.

Estilo japonés

Es un tipo de jardín minimalista, en el que se incluyen pocos elementos y se juega con las texturas. La tierra, el agua, la luz y la naturaleza están presentes. Te aconsejamos plantas como la Azalea, el Enebro chino, el Bambú de interior o la Camelia y reservar una parte para arena o grava blanca e introducir alguna roca y un rastrillo de madera para darle forma.

Este estilo va muy bien con los espacios diáfanos y decoraciones sobrias y sencillas. ¡Conseguirás un ambiente de lo más zen!

Jardín vertical

Otro estilo que está muy de moda es este tipo de composición, aprovechando las paredes para aportar color y vida a cualquier espacio. Solo necesitas colocar un panel anclado al muro, y protegerlo con una capa de madera sellada para evitar filtraciones.

Después, ya puedes elegir entre la gran variedad de especies que tienen cabida en los jardines de interior para decorar el tuyo vertical. Y si no dispones de estos recursos o no te terminan de encajar en tu hogar, también puedes hacerlo con pequeños maceteros, creando la sensación de continuidad, con plantas de mucha hoja.

jardín vertical en casa

Huerto interior para las especias

Otra de las posibilidades, perfecta si no dispones del espacio para llevar a cabo ninguna de las anteriores, es dar un toque natural a tu cocina con un pequeño huerto interior.

Si cuentas con una pequeña zona disponible y suficiente luz, puedes crear tu propio especiero natural. Aportará originalidad gracias a los diferentes tipos de plantas aromáticas y dará un sabor y color increíbles a tus platos, ¡como si estuvieras cocinando en la mismísima Toscana!

huerto con especias en casa

Macetas colgantes

Mira hacia arriba. ¿Qué ves? Como mucho una lámpara, que seguro que ya tienes muy vista. ¿Imaginas varias macetas de diseño flotando en tu salón?

Esta es otra opción para decorar espacios a los que les falta algo, ese algo que muchas veces no sabes qué es. La respuesta a esa pregunta, a menudo es: ¡una planta!

Existen muchos tipos de recipientes de diseño transparentes o con originales formas que puedes colgar, creando grupos equilibrados de plantas que, sin duda, llamarán la atención de tus invitados.

jardines de interior con macetas colgantes

Y por supuesto… ¡recicla!

Compón tu jardín de interior con objetos originales que ya no uses. Recipientes de cristal, un cajón antiguo de madera, palets… y usa también plantas de diferentes alturas y formas y crear distintos niveles.

¿Qué te parece rellenar tu antigua bandeja de madera con una base de grava blanca y varias especies de suculentas? Desde luego, si eres una persona creativa y te gusta alargar la vida de las cosas, puedes hacerte tu jardín personal con un toque retro de lo más original.

También puedes hacer tu composición de macetas colgantes con botellas vacías, esferas de lámparas viejas o recipientes de plástico que fueras a desechar.

jardines de interior reciclados

Como ves, hay muchas formas de dar un poco más de vida y color a tu hogar, creando jardines de interior. Simplemente, elige el estilo con el que más te identifiques y da rienda suelta a tu imaginación. A partir de ahora ¡ya puedes presumir de las plantas que tiene tu casa! Si después de leer este post, ya has elegido tu favorito y quieres más inspiración, ya sabes… ¡pinterest nunca falla!

DEJA UNA RESPUESTA

o conectar con: