AFO o acta final de obra: ¿qué es?

Lectura 4 min

La construcción de una vivienda es una tarea muy compleja en la que entran en juego muchos factores. No solo hay que prestar atención a la obra en sí, sino también a los trámites y a la documentación que se exigen a su alrededor. Uno de estos documentos imprescindibles es el AFO o acta final de obra.

En términos de trámites y licencias, el proceso necesario para construir una vivienda consta de tres partes: trámites a realizar antes, durante y después de la obra. Es una vez terminado y ejecutado el proyecto cuando sale a relucir el modelo de acta final de obra. Un documento imprescindible en toda construcción.

Qué es el acta final de obra

Tal y como su nombre indica, el acta final de obra, también conocido por sus siglas AFO, es un documento que se entrega al término de la obra. Este documento es el que se encarga de certificar no solo que las obras de la vivienda han finalizado, sino que se han llevado a cabo según lo acordado en un primer momento.

Pero la finalidad del acta de finalización de obra no se queda simplemente aquí. De hecho, este es el documento imprescindible que se debe presentar en el Ayuntamiento donde se sitúe la vivienda para obtener la cédula de habitabilidad y de primera ocupación. Sin ambos documentos, será imposible poder acceder a la vivienda una vez adquirida.

Asimismo, el acta final de obra sirve a modo de garantía a la hora de tener que arreglar o reparar algún desperfecto en la vivienda. Las viviendas de obra nueva tienen un plazo de garantía en materia de defectos de acabado. La presentación de este documento será clave a la hora de poder reclamar y certificar dicha garantía.

Requisitos para solicitar el acta final de obra

Para solicitar el acta final de obra, no basta con que la obra esté finalizada. Es necesario que se cumplan una serie de requisitos y sean comprobados por los técnicos especializados.

En este sentido, hay que presentar el libro del edificio. Este documento, redactado por el promotor de la obra, recoge todas las características físicas y técnicas de la vivienda.

Además, hay que presentar el libro de órdenes, un documento en el que tanto el arquitecto como el arquitecto técnico constatan que la obra ha sido ejecutada de acuerdo a lo establecido en el proyecto inicial.

Asimismo, en las obras de vivienda nueva se debe aportar ya de forma obligatoria el Certificado de Eficiencia Energética. En este certificado se hace alusión a las características energéticas de la vivienda. En él hay que constatar que todas las instalaciones se hallan en perfecto estado para su funcionamiento.

Ya, por último, habría que presentar los planos de la vivienda para dar fe de la veracidad de la obra.

Quién redacta y firma el acta de finalización de obra

El acta de finalización de obra debe estar redactada por un arquitecto o un arquitecto técnico. Un profesional certificado y cualificado que acredite que las obras han finalizado y se han llevado a cabo de acuerdo con lo acordado en los planos del proyecto. Para ello, tendrá que comprobar en el libro del edificio que la vivienda posee todas las características de la construcción.

Una vez redactado el documento, la firma corresponde al promotor, o en su defecto al dueño de la obra, y al constructor. No obstante, tras la firma aún tiene que pasar el visto bueno del Colegio de Arquitectos de la zona en la que se sitúe la vivienda para comprobar que todo está según lo dispuesto y acordado.

Por lo general, es a partir de la firma del AFO cuando se inicia el plazo de garantía de la vivienda. En algunos casos, el plazo comenzará una vez se hayan reparado todos los desperfectos. Esto es lo que se conoce con el nombre de firma del acta de finalización de la obra con reservas.

¿Qué precio tiene el acta final de obra?

El precio del documento AFO varía según la comunidad autónoma en la que se encuentre la vivienda. Por lo general, el precio final oscila entre el 1% y el 2% del valor de la obra finalizada. A este precio hay que añadirle los gastos del notario y del registro de la propiedad.

Por tanto, si la obra ejecutada tiene un valor final de 100.000 euros, el precio del del modelo de acta final de obra rondaría los 1.500 euros aproximadamente.

El acta final de obra es, por tanto, un documento imprescindible que se entrega al término de una obra. Un trámite indispensable para obtener la cédula de habitabilidad y que sirve a modo de garantía en los defectos de acabado. Para su entrega, serán necesarios una serie de requisitos indispensables.

Artículos relacionados

planos de vivienda Vivienda

Planos de una vivienda: tipos y por qué son necesarios

Existen diferentes tipos de planos de casas que se ajustan a cada construcción. Obviamente estos deben saberse interpretar para poder conocer cómo está estructurada la vivienda y así determinar si sus espacios son óptimos.

actualización renta alquiler Vivienda

Prórroga del límite a las subidas de alquiler al 2%

La escasez de materias primas iniciada con el descenso de la actividad derivada de la crisis sanitaria del Covid-19, la subida de los precios de la energía y la guerra en Ucrania han motivado una escalada imparable de los precios en Europa y, por tanto, en España.