¿Cómo ahorrar en la factura de la luz? Trucos y consejos

Lectura 4 min

El precio de la electricidad sube constantemente y puede alcanzar máximos históricos que  mermen la economía familiar, pues afecta, por lo general, al mercado regulado. Si has visto que lo que pagas mes a mes supone un daño a tu cuenta bancaria, es momento de seguir una serie de trucos y consejos que te ayuden a ahorrar en la factura de la luz.

Trucos para ahorrar luz

No importa la compañía con la que tengas contratado el suministro eléctrico ni el método escogido; es fundamental que, como usuario, conozcas dos parámetros importantes de tu factura: la potencia y la energía:

  • Potencia: esta se abona siempre, no importa si la consumes o no en tu vivienda o local comercial. Es una tarifa que se paga por la potencia que se contrata y que permite que los dispositivos eléctricos funcionen de manera simultánea.
  • Energía: hace referencia al importe que se abona por la energía o electricidad consumida. Este es el término cuya cuantía varía en el recibo y es, precisamente, el que tienes que vigilar para reducir la factura de la luz.

Una vez que aprendas a diferenciar estos dos términos, podrás tomar las medidas pertinentes para pagar menos luz mes a mes.

Cambiar la potencia contratada

Uno de los trucos más eficaces para ahorrar en la factura de la luz es cambiar la potencia contratada por una mucho más baja. Desde el 1 de junio del 2021 y hasta el 31 de mayo del 2022, los usuarios pueden modificar la potencia contratada. La reducción de la potencia solo puede realizarse una vez al año y tiene un coste que ronda los diez euros. Cuando la potencia se reduce, también se disminuye la factura, pues no olvides que la potencia es una tarifa fija que se paga mes a mes.

Tener dos potencias

Otro de los trucos para ahorrar en la factura es contratar dos potencias que se contabilizan en función de dos períodos horarios. Se trata de la potencia valle, que es la más barata y que funciona a partir de medianoche y hasta las ocho de la mañana, todos los días, así como los fines de semana y los festivos nacionales. Por otra parte, también se debe tener en cuenta la potencia punta, que es la más cara y que funciona entre las ocho de la mañana hasta la medianoche. La primera es un 95% más barata que la segunda.

Por otra parte, cuando se trata de la potencia, se recomienda tener siempre la potencia menor para las horas punta y la mayor para las horas valle.

Seguir las franjas horarias

La nueva factura de la luz se rige de acuerdo a las franjas horarias, creadas con el objetivo de buscar el ahorro en el consumo energético, pero también para incentivar el uso de grandes electrodomésticos (lavadoras, lavavajillas, etcétera) en los períodos de menor demanda. Respetar estas franjas horarias representa, en general, un ahorro para la factura de la luz, aunque supone un cambio de organización en las tareas del hogar.

Por ejemplo, poner la lavadora por la noche o los fines de semana cuando la tarifa en esos días es valle. ¿Y cuáles son estas franjas horarias?

  • Hora valle: como ya adelantamos, esta franja está operativa entre la medianoche y las ocho de la mañana, de lunes a viernes, así como las 24 horas sábados, domingos y festivos nacionales.
  • Horario llano o de media demanda: estas horas son de 8:00 a 10:00, de 14:00 a 18:00 y de 22:00 a 00:00 horas. 
  • Hora punta: es la franja más cara y con mayor demanda; la hora punta va de 10:00 a 14:00 horas y de 18:00 a 22:00 horas.

Cambiar de estilo de vida

Otra manera de ahorrar en la factura de la luz es cambiar de estilo de vida. ¿Y qué forma de vida deberías seguir si quieres ver reducido el precio de la electricidad en tu hogar? Se trata de uno más energéticamente inteligente, que no solo incluye el respetar las franjas horarias, sino adoptar ciertos hábitos.

Bajo consumoLo más aconsejable es desterrar los viejos electrodomésticos y demás aparatos eléctricos y sustituirlos por unos nuevos que sean de bajo consumo energético. Podrás distinguirlos porque incluyen las pegatinas A+++ y A+
Modo ecoEste modo se recomienda para las lavadoras y lavavajillas que, por defecto, incluyen estos programas y que, al utilizarlos, se consume menos energía.
Cuidado con la neveraLa nevera es el electrodoméstico que más energía consume, por lo que es imprescindible vigilar que la puerta no esté abierta durante mucho tiempo.
Cambiar las bombillasUna gran alternativa es utilizar bombillas LED, no solo en los electrodomésticos, sino también en la iluminación de la casa; si la luz LED no te convence, siempre puedes buscar bombillas de bajo consumo. También se recomienda reducir la luz de las pantallas al máximo.
Di no al “Stand By”Stand by significa “pausa”, “reposo”; y puede aplicarse a ciertos aparatos como las planchas para el cabello, los televisores y ordenadores. Se trata de un tipo de consumo denominado ‘fantasma’ pues, en realidad, el electrodoméstico no está apagado del todo, sino que sigue funcionando y consumiendo energía.
Planchas y secadoresUsar el secador de pelo por la noche puede suponer un gran gasto de energía, particularmente si se hace durante las horas punta. Lo mismo ocurre con las planchas para el cabello; por eso, si no puedes vivir sin estos dos equipos, lo más aconsejable es utilizarlos muy temprano por la mañana o durante el período llano.

Ahora que ya sabes cómo ahorrar en la factura de la luz, aplica estos tips y consejos para vencer a la inflación.

Artículos relacionados

Consejos de ahorro

Invertir en vivienda: claves y consejos

Adquirir una vivienda propia es una de las principales aspiraciones de toda persona que tiene como propósito su crecimiento individual,...