Tipos de distribución de una cocina

Lectura 4 min

Cuando queremos comprar una nueva cocina tenemos que tener en cuenta que una buena distribución es lo más importante en estos casos. La razón es que por mucho espacio que tengas, si no lo aprovechas bien, puede acabar resultando muy pequeño. Por el contrario, si cuentas con una cocina muy pequeña, pero eres capaz de distribuir cada electrodoméstico de manera adecuada, conseguirás un lugar ideal para poder cocinar, comer, cenar y disfrutar en ella de algunos de los mejores momentos del día.

La distribución de la cocina

Podrás observar multitud de cocinas que te van a encantar de principio al fin. Te conquistarán sus muebles, su elegancia, su color y su originalidad a partes iguales. Sin embargo, es muy posible que no encajen bien con el espacio disponible para esta parte de la casa. Por ello, siempre tienes que apostar por una cocina cuya distribución nos permita tener a mano todo lo que necesitas, como campana extractora y lavavajillas, por ejemplo. Ya no existen excusas a la hora de tener la cocina soñada, pues, aunque es posible que no consigas la idea que tenías desde un primer momento, conseguirás un lugar ideal en el que disfrutar cada día del año

Con el fin de que te hagas una idea de cómo puede distribuirse una cocina, a continuación vamos a hablarte de los distintos tipos de organización que existen. Te sorprenderá lo mucho que se puede hacer en este rincón de la casa.

Cocinas en línea

Es la cocina más tradicional que puedes encontrar en el mercado. Suele tener una longitud de 3, 4 o 5 metros y está recomendada para viviendas que tienen una forma rectangular y son estrechas. Además, en el caso de que cuentes con poco espacio, pero quieras apostar por un gran almacenaje, basta con utilizar armarios altos, teniendo en cuenta que deben ser útiles, por supuesto. Respecto a su división, hay que analizar tres puntos:

  • La zona de almacenaje debe situarse cerca de la puerta de entrada, al igual que la nevera. 
  • En la parte central debe instalarse la zona de cocción. Así, en el lado izquierdo tendrías todos los alimentos que quieres cocinar y, a la derecha, el lugar en el que se encuentran los utensilios de limpieza y otros como las cacerolas. 
  • Asimismo, en el lado derecho tiene que estar la zona de lavado, que normalmente se sitúa junto a la ventana.

Cocinas en paralelo

Las cocinas en paralelo son ideales para espacios rectangulares que cuenten con un ancho suficiente para poder hacer las tareas necesarias de manera cómoda. En estos casos, hay que tener especial cuidado con la distancia existente entre las dos líneas que se sitúan frente a frente. En la distribución de una cocina rectangular debe existir una separación mínima de 1,20 metros. Aunque también existe una distancia máxima, y es de 2,70 metros. En este caso existen dos consideraciones importantes:

  • En este caso, la distribución de la cocina ideal sería la siguiente para la zona principal: colocar cerca de la ventana la zona de lavado y de cocción; y en el lado opuesto el frigorífico.
  • En la parte trasera se distribuiría la zona de almacenamiento. 

Cocinas en L

La distribución de las cocinas en L cada vez es más común. Normalmente, este tipo de cocinas se crean cuando se lleva a cabo en el hogar una reforma en la que se apuesta por unir el espacio del comedor con el de la cocina. Se trata de una cocina ideal cuando dispones de mucho espacio. De esta forma, aprovecharías a la perfección las esquinas. Además, en estos casos se podría incluir una mesa de comedor o, quizá, una isla de almacenaje en la parte central para que resulte todo mucho más cómodo. 

Cocinas en U

La distribución de una cocina en U es perfecta para cualquier cocinero. Son ideales para aquellas zonas que tienen una forma rectangular. Teniendo en cuenta cómo se divide, debes contar con un amplio espacio, pudiendo utilizar sin ningún tipo de inconveniente la zona de almacenamiento y también aquella que usas para cocinar.

Cocinas con barra

Realmente, cuando se habla de cocina con barra no deja de ser una extensión que se añade a esta parte de la casa de manera posterior, independientemente de la distribución de la que estemos hablando. Así, por ejemplo, como curiosidad, cuando a una cocina en forma de U se le añade una barra, los expertos se refieren a este espacio como cocina en forma de G. Ahora, vamos a lo importante, ¿cuál sería la función de esta barra? En un principio hay quien piensa que se trata de un gasto no necesario, sin embargo, es muy útil. El espacio de almacenamiento aumenta. Además, si a este espacio se le añaden taburetes, se puede conseguir una mesa de cocina. Este tipo de cocina, también crea un buen ambiente, mejorando la comunicación entre el cocinero y los invitados. Como última ventaja, es importante mencionar que se trata de un módulo que proporciona separación, dividiendo dos ambientes de la casa.

Artículos relacionados

Lifestyle y decoración

Tipos de distribución de una cocina

Cuando queremos comprar una nueva cocina tenemos que tener en cuenta que una buena distribución es lo más importante en...

casa con diseño moderno Consejos de ahorroLifestyle y decoración

5 beneficios de comprar un piso

A muchas personas de la generación millennial la idea de comprar un piso les puede parecer, a priori, fuera de...