Dar de alta el agua: cómo hacerlo y cuánto cuesta

Lectura 4 min

Dar de alta el agua en una vivienda o local implica la instalación de un punto de suministro para poder abastecer de agua el lugar deseado. A la hora de comprar una vivienda, este es uno de los pasos que se deben realizar para que la misma sea habitable. Normalmente, dar de alta los distintos suministros es algo común en inmuebles de obra nueva. Sin embargo, también puede darse en aquellos de segunda mano o a la hora de alquilar, aunque es menos habitual.

¿Cuál es el precio para dar de alta el agua?

En España, este servicio depende de cada Ayuntamiento, teniendo cada uno de ellos diferentes concesiones a empresas privadas, mixtas o públicas. Por ello, el precio a pagar es diferente dependiendo de la localidad de residencia. Esto hace que no se pueda ofrecer una cifra exacta para dar de alta el suministro de agua. No obstante, suele oscilar entre los 50 y los 200 euros. Tan solo en situaciones excepcionales, el importe alcanza un mínimo de 30 y un máximo de 300 euros.

Además de la ubicación de la vivienda o local, la tarifa también depende de otras cuestiones. Entre ellas, destacan los metros cuadrados totales de la construcción, el número de cuartos de baño, el tamaño de las tuberías o la presencia de salidas de agua en zonas exteriores, como puede ser un jardín o una terraza.

Dentro de la factura, se distinguen primordialmente tres conceptos diferentes. En primer lugar, aparece el coste de la cuota fija, que es aquella que se debe pagar para disponer de este suministro en el local o vivienda.

Además de esta, también se abona la cuota variable, la cual hace alusión al consumo realizado y que, como su propio nombre indica, variará en función del gasto total de agua. El precio de este apartado de la factura también dependerá de la tarifa contratada con la suministradora, la cual puede ser constante, de bloques crecientes y de bloques decrecientes.

Por último, figura la cuota de contratación, que es aquella que se tiene que pagar para poder activar el servicio y con la que se compensa a la suministradora por los costes técnicos y administrativos derivados de la operación.

¿Cómo dar de alta el agua?

Para poder disfrutar de este suministro, es necesario ponerse en contacto con la empresa encargada de suministrar el agua. Como ya se ha comentado, esta variará dependiendo de la zona de residencia, por lo que lo primero es saber cuál te corresponde.

En función del municipio, la compañía suministradora solicitará una serie de documentos para poder llevar a cabo el trámite.

Requisitos para dar de alta el agua

La documentación a entregar no solo depende de la empresa encargada, sino de otros factores, como si la vivienda es de obra nueva o de segunda mano o si el usuario es una persona física o una empresa. Sin embargo, hay algunos papeles que son comunes en todas las regiones de España.

El primero de ellos es un documento que acredite la identidad del usuario del suministro, como puede ser el Documento Nacional de Identidad para aquellas personas nacionalizadas en España.

Además del DNI, también se debe aportar un documento que demuestre que dicha persona es la propietaria del inmueble, como la escritura pública de este. Por otra parte, se tienen que aportar una serie de datos sobre la construcción, como la referencia catastral o si el arrendamiento del inmueble se debe a un uso comercial o de vivienda. En el primer caso, es necesario entregar la autorización de actividad por la administración competente.

Otro de los documentos requeridos para dar de alta el agua, es la cédula de habitabilidad, que es aquella acreditación concedida por la administración para demostrar que el inmueble reúne las condiciones necesarias para ser habitado sin que esto cause algún tipo de daño al inquilino.

Por último, es necesario presentar la información bancaria, como un número de cuenta a nombre del titular de la vivienda.

En algunos casos, además de todo esto, la empresa puede solicitar el boletín de agua. Este es un papel acreditativo en el que consta que la instalación de fontanería cumple con todos los requisitos marcados por la normativa vigente. Lo normal es que este documento se solicite en casos de primera contratación o cuando el inmueble ha estado mucho tiempo dado de baja en el suministro del agua. Su precio suele fluctuar entre los 60 y los 200 euros.

¿Dónde dar de alta el suministro de agua?

Normalmente, son tres las opciones para ponerse en contacto con la compañía suministradora en el caso de querer realizar este trámite. La primera de ellas es presencial y se realiza en la oficina de la empresa encargada en la zona geográfica donde esté el inmueble. La segunda es vía telefónica, teniendo que aportar, o bien presencialmente, o bien por otro medio, los documentos anteriormente mencionados. En último lugar, también cabe la opción de hacerlo mediante la propia página web de la compañía suministradora.

Una vez se haya presentado la solicitud y los documentos, siempre y cuando todo esté en orden,  la compañía procederá a la instalación del contador aproximadamente a los 4 días.

Artículos relacionados

casa con diseño moderno Consejos de ahorroLifestyle y decoración

5 beneficios de comprar un piso

A muchas personas de la generación millennial la idea de comprar un piso les puede parecer, a priori, fuera de...