¿Qué es el TIN y el TAE en un préstamo?

Lectura 4 min
Qué es el TIN y el TAE

Si vas a solicitar un préstamo para comprar una vivienda, además de los requisitos para solicitar la hipoteca, hay dos conceptos que debes tener en cuenta. Saber qué es el TAE y el TIN es imprescindible para poder contratar una hipoteca con las mejores condiciones. Si no sabes en qué consisten y cuáles son las diferencias entre ambos términos, a continuación te las contamos.

¿Qué significa TIN y TAE?

Grosso modo, se puede decir que el TIN y el TAE son dos tipos de intereses presentes en cualquier tipo de hipoteca. A continuación pasamos a definirlos para que sepas con exactitud qué implican estos indicadores antes de contratar una hipoteca y así cuidar tu salud financiera.

Qué significa TIN y TAE
  • TAE: son las siglas de Tasa Anual Equivalente o Tasa Anual Efectiva. Hace referencia, básicamente, a los diferentes tipos de interés, para así homogeneizar las diferentes condiciones y tipos del préstamo. Para calcularlo se tienen en cuenta algunos factores, como frecuencia de pagos, algunos gastos de la operación y comisiones bancarias.
  • TIN: hace referencia al Tipo de Interés Nominal. Es un porcentaje fijo y no se incluyen ni la periodicidad ni las comisiones. Es decir, es una cantidad fija que se paga a la entidad bancaria por el dinero que te presta.

El TIN y el TAE en un préstamo

Estos dos tipos de intereses, como ya hemos indicado, los vas a ver en cualquier hipoteca, y es que estos dos conceptos van a estar vigentes durante todo el tiempo que dure el préstamo. Incluso el propio Banco de España obliga a las entidades bancarias a que informen a sus clientes del TAE real. 

Por eso, los bancos cuentan ya con una calculadora online en la que podrás descubrir estos porcentajes por ti mismo. Muchas empresas de crédito, a la hora de ofrecer hipotecas, indican el TIN a 0% y esto es algo que a muchos usuarios conlleva a error, ya que pensarán que el préstamo les puede salir totalmente gratis (es decir, sin ningún tipo de intereses). Sin embargo, tener este tipo de interés con una cifra baja es una ventaja para el cliente, puesto que los gastos no serían tan altos a la hora de contratar el préstamo para adquirir una vivienda.

Así que se puede afirmar que el TAE es el porcentaje en el que fijarte a la hora de contratar tu hipoteca, porque cuando veas esta cifra, descubrirás realmente los gastos que tiene abrir un crédito en una entidad bancaria para adquirir tu hogar.

¿Qué diferencia hay entre TIN y TAE en un préstamo?

Seguro que, en más de una ocasión, has querido saber qué es el TAE y el TIN. Para poder comprender mejor estos conceptos, sin duda alguna, las diferencias entre ambos son cruciales para poder identificarlos bien en cualquier tipo de crédito que solicites, sobre todo al pedir una hipoteca.

Estos son algunos puntos clave que permiten diferenciar ambos conceptos:

  1. Al pedir una hipoteca tienes que prestar atención al TAE, sobre todo cuando vayas a comparar diferentes préstamos y sus condiciones.
  2. El TIN es un dato meramente informativo sobre lo que te cuesta contratar el crédito préstamo.
  3. En los préstamos personales con respecto a las hipotecas, el valor de estos dos porcentajes suele ser mucho mayor en los primeros respecto a los segundos, por lo que no dudes en fijarte muy bien en la letra pequeña.
  4. En una hipoteca, el TIN se suele resaltar en números y letras más grandes que el TAE, que suele pasar totalmente desapercibido (pese a tener mayor importancia).

¿Cómo se calculan el TIN y el TAE?

Una de las principales dudas de los usuarios sobre estos dos términos suele ser también cómo se calculan

A la hora de calcular el TAE se tienen en cuenta el interés nominal (r) expresado en tanto por uno y la frecuencia de pagos (f). La fórmula sería la siguiente:

  • TAE = (1 + r/f)f-1

En cambio, la fórmula del TIN es la siguiente:

Es decir, el TIN se consigue sumando el Euribor más el diferencial aplicado por el propio banco.

Como puedes comprobar, a la hora de solicitar un préstamo para comprar una vivienda, es fundamental que conozcas estos dos conceptos. Estos van a determinar el valor de tu hipoteca, ya que puede que según sea este porcentaje, el importe a pagar sea mayor o menor. Fíjate mucho en estas cifras y siempre, antes de contratar un préstamo, no dudes en comparar las diferentes opciones que existen en el mercado, puesto que, aunque no lo creas, las diferencias pueden ser totalmente abismales y puede que incluso te ahorres una cantidad de dinero generosa frente a otra opción que ya habías considerado anteriormente.

Artículos relacionados

planos de vivienda Vivienda

Planos de una vivienda: tipos y por qué son necesarios

Existen diferentes tipos de planos de casas que se ajustan a cada construcción. Obviamente estos deben saberse interpretar para poder conocer cómo está estructurada la vivienda y así determinar si sus espacios son óptimos.

actualización renta alquiler Vivienda

Prórroga del límite a las subidas de alquiler al 2%

La escasez de materias primas iniciada con el descenso de la actividad derivada de la crisis sanitaria del Covid-19, la subida de los precios de la energía y la guerra en Ucrania han motivado una escalada imparable de los precios en Europa y, por tanto, en España.