Ventajas de vivir en la ciudad (y desventajas)

Lectura 4 min

Las ciudades de hoy son ese punto de encuentro multicultural con un sinfín de posibilidades, experiencias y estilos de vida por ofrecer. Es por ello que puedes gozar de múltiples ventajas de vivir en la ciudad. En ellas convergen toda clase de eventos y servicios tanto para el entretenimiento como para acceder, por ejemplo, a una mejor atención en torno a la salud.

Sin embargo, estos espacios también pueden suponer considerables desventajas en comparación con zonas rurales o pequeños pueblos con pocos habitantes. En este sentido, es importante conocer las ventajas y desventajas de vivir en la ciudad, de modo que puedas percibir las dos caras de la moneda a la hora de elegir.

7 ventajas de vivir en la ciudad

1. Acceso a toda clase de servicios institucionales

Una de las principales ventajas de las ciudades es que en ellas se encuentran toda clase de instituciones que buscan hacer fácil la vida de sus habitantes. Como ejemplo, se pueden destacar las escuelas, las universidades, los hospitales y las empresas de servicios públicos que, generalmente, buscan resolver cualquier problema lo antes posible.

2. Mayor facilidad en transporte y movilidad

La realidad de las zonas rurales y pequeños núcleos urbanos es que tienden a carecer de sistemas de transporte rápidos y complejos. El ejemplo más claro son los aeropuertos, a los cuales se puede acceder fácilmente desde las ciudades. De igual forma, el transporte interurbano es bastante completo y capaz de interconectar cada sector o barrio con buses, estaciones de metro, taxis y demás alternativas.

3. Más opciones para emprender y hacer negocios

Algo muy curioso sobre las ciudades es que crecen a medida que se generan nuevos negocios, al mismo tiempo que dicho crecimiento sienta las bases para otros proyectos empresariales. Se trata de una especie de efecto cíclico que se debe, en parte, al mayor nivel educativo, el rápido transporte de mercancías y productos, y a los constantes avances tecnológicos.

4. Oportunidad de desarrollar diversos estilos de vida

La diversidad multicultural de las distintas ciudades del mundo impulsa oportunidades para desarrollar y experimentar diversos estilos de vida. Tal vez para las personas de la tercera edad esto puede suponer un completo caos, después de todo la mayoría ha tenido una crianza más conservadora, pero para las nuevas generaciones esto una gran ventaja a la hora de poder explorar distintas formas de ser y hacer, viendo sus vidas fuertemente enriquecidas.

5. Interconectividad a nivel global

Desde un pequeño pueblo o desde remotas áreas urbanas puede seguir siendo un tanto difícil acceder a medios de comunicación globales y, los que cuentan con ellos, tienden a padecer problemas de fluidez o de señal en general. En las ciudades sucede todo lo contrario, siendo sumamente sencillo conectarse con una persona al otro lado del mundo o estar al tanto de los principales acontecimientos globales en tiempo real.

6. Múltiples alternativas de ocio, recreación y entretenimiento

Una de las mejores ventajas de vivir en la ciudad es la gran oferta de productos y servicios destinados a brindar momentos de felicidad recreacional tanto en familia y entre amigos, como en solitario o en pareja. Lo mejor de todo es que la variedad es tan gigantesca, que se puede pasar un buen rato de entretenimiento incluso estando encerrado en casa, pero los bares, conciertos, parques temáticos y demás espacios estarán entre los favoritos de muchos.

7. Ahorro de tiempo

Esta ventaja tiene mucho que ver con las anteriores, en tanto que el acceso a todas aquellas ventajas es tan sencillo e inmediato, que acaban por ahorrar grandes cantidades de tiempo en el día a día. Irónicamente, se suele pensar en esa idea de que el caos de las ciudades hace perder tiempo, pero al considerar otras alternativas como pueblos y zonas rurales, lo cierto es que el ahorro en tiempo a la hora de acceder a servicios básicos o recreativos es incuestionable.

Desventajas de vivir en la ciudad

Estar al tanto del panorama completo es imprescindible a la hora de decidir si quieres vivir en una ciudad, en un pequeño núcleo urbano, un pueblo o en una zona completamente rural. Por eso no se pueden pasar por alto algunas de las más importantes desventajas de vivir en la ciudad:

  • Tienen mayores índices de inseguridad y accidentes.
  • Los precios son más altos.
  • Las enfermedades contagiosas pueden propagarse con mayor facilidad.
  • Saturación de algunos espacios y servicios.
  • Lo más importante: la contaminación, que suele presentarse en todas sus formas medioambientales y también en forma de “contaminación sonora”.

En definitiva, estas desventajas pueden traducirse en motivos para (o ventajas de) vivir en zonas rurales. Al final, la decisión depende del estilo de vida que desees adoptar dando prioridad a unas cosas antes que a otras.

Artículos relacionados

casa con diseño moderno Consejos de ahorroLifestyle y decoración

5 beneficios de comprar un piso

A muchas personas de la generación millennial la idea de comprar un piso les puede parecer, a priori, fuera de...