La Marina de Prat Vermell y AQ Urban Fira: la sostenibilidad como razón de ser

Lectura 3 min

La Marina del Prat Vermell es la gran apuesta de la Ciudad Condal por el urbanismo sostenible. En el municipio de Barcelona, se trata de uno de los últimos grandes espacios por urbanizar, por lo que supone una oportunidad única para dotar de nuevos servicios a los nuevos residentes sin perder de vista la sostenibilidad, el medioambiente y la regeneración urbana. AQ Acentor, a través de AQ Urban Fira, se sitúa a la vanguardia de este proyecto, como la principal promotora privada por volumen de viviendas en desarrollo. 

Estamos hablando de un total de 75 hectáreas que albergarán 12.000 viviendas. De éstas, 5.160 serán de protección, 1.086 serán alojamientos dotacionales para colectivos con dificultades de emancipación y corresponderán a 5.700 viviendas libres. El proyecto prevé la mayor concentración de viviendas con algún tipo de protección de toda la ciudad, suponiendo casi la mitad del parque municipal de vivienda, informa el Ayuntamiento de Barcelona. Un proyecto de regeneración urbana al que AQ Acentor no ha dudado en sumarse.

La Marina del Prat Vermell ofrece 320.000 m² de suelo para usos comerciales y terciarios, que según los cálculos de expertos, generarán entre 8.000 y 11.000 empleos. Asimismo, el nuevo barrio estará conectado a la red Ecoenergies Barcelona, empresa con participación municipal, que suministrará la producción de frío y calor para climatización y agua caliente sanitaria (ACS)

Se dedicarán unas 11,15 hectáreas para equipamientos.

Para concluir el esbozo de este nuevo desarrollo de Barcelona, hay que subrayar su vertiente verde. 13,30 hectáreas se dedicarán a espacios libres, con un gran parque central de 2,4 hectáreas que se convertirá en el pulmón verde del barrio. Asimismo, se dispondrá un eje cívico de unos 720 metros paralelo a la calle del Foc.

A día de hoy, este proyecto es ya una realidad, con el avance de urbanización de la zona por parte del Ayuntamiento de Barcelona. Hace apenas dos meses que han concluido las obras en las calles Acer, Ascó, Cal Cisó y Motors. Las tres primeras tienen 20 metros de amplitud, de los que seis son para los coches y 14 para los peatones, desincentivando el uso del automóvil y fomentando los desplazamientos a pie, bicicleta o patín. No sólo se evita el trasiego de tráfico y las emisiones, sino que se apuesta por un modo de vida saludable para los residentes. Además, las aceras cuentan con un parterre longitudinal con árboles, que además de servir de pulmón, consigue suavizar las altas temperaturas, generar frescor y corrientes de aire, que hacen la zona más agradable. La calle Motors se convierte en una avenida con una calzada de nueve metros y una acera de quince por la que circula un carril para bicicletas bidireccional. 

Las obras también servido para implementar los servicios de agua, gas, media y baja tensión, telecomunicaciones, saneamiento, riego, alumbramiento y semáforos. También se han incluido las nuevas redes de frío y calor de barrio, aguas freáticas y drenaje sostenible, de la mano de la empresa con participación municipal Ecoenergies, un referente internacional en la gestión y suministro de servicios sostenibles. Con estas últimas acciones, se aprovechan las aguas de lluvias torrenciales en lugar de arrojarlas al mar. El sistema de frío y calor se enmarca en la economía circular, aprovechando recursos como la biomasa o el frío del hidrógeno.

La operación ha supuesto la actuación sobre 16.500 metros cuadrados, con una inversión de unos 8,4 millones de euros, informa Europa Press. AQ Acentor, a través de AQ Urban Fira, es la principal promotora por volumen de viviendas en desarrollo en La Marina del Prat Vermell que conllevará una inversión de unos 270 millones de euros y ayudará a la generación de en torno a 3.000 empleos, para el desarrollo de las que serán las viviendas más sostenibles de la compañía hasta la fecha.

Para profundizar en la filosofía verde y habitable del urbanismo y los equipamientos y de la energía sostenible, hablamos con Dolors Febles, Directora de Servicios de Proyectos del Institut Municipal d’Urbanisme de Barcelona, y Xavier Gil, Gerente de Ecoenergies.

Artículos relacionados