La Marina, pieza clave en la Barcelona del futuro

Lectura 2 min

Abdó Florencio, presidente de la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos y Comerciantes de La Marina, y Emilio Hormías, arquitecto, profesor del ETSAE y vecino de La Marina, nos hablan de cómo construir barrio en el proyecto de La Marina, los desafíos de los vecinos y la esencia de lo local, de la mano de AQ Urban Fira.

La Marina del Prat Vermell encapsula una serie de particularidades que hacen que sea una pieza clave del futuro de Barcelona. Por un lado, su pasado: dejando atrás su pasado industrial de Zona Franca, pero sin perder su esencia de barrio, punto de encuentro de personas que convergen en Barcelona, establecimiento una dinámica de convivencia cercana y saludable. Y por otro, su futuro: asumiendo el reto de uno de los espacios que quedan por urbanizar en la ciudad a través de un proyecto urbanístico innovador en el que prima la cohesión social y la sostenibilidad. Y por último, su magnífica situación en la ciudad de Barcelona, perfectamente conectada con el transporte público y carreteras con el centro de la ciudad, la estación de ferrocarril de Sants o el aeropuerto del Prat.

Si en la actualidad La Marina cuenta con 30.000 vecinos, el nuevo desarrollo urbanístico aumentará su población a 60.000, añadiendo vida y actividad a través de equipamientos, zonas verdes y espacios de convivencia o deportivos, oficinas y comercios. Este barrio ofrece la oportunidad a Barcelona de replantear el modelo urbanístico desde cero, incorporando decisiones con el objetivo de sostenibilidad y reforzando la variable social de la vivienda. Además, supone para los vecinos de antaño y los nuevos vecinos una mano tendida a la convivencia y cercanía, creciendo y consolidándose como barrio en dinámicas de relación y en equipamientos de primer orden.

Precisamente, La Marina cuenta, además, con una importante tradición de vivienda social, que se ve respaldada con los valores de AQ Acentor: el proyecto AQ Fira pondrá a disposición 680 viviendas, de las cuales 212 son protegidas, repartidas en cinco promociones. Además, los expertos destacan la calidad de estas viviendas y cómo se combinan con viviendas libres, fomentando la cohesión y la integración en el barrio.

Finalmente, AQ Urban Fira transpira la personalidad de la ciudad de Barcelona a través del diseño, una de las señas de identidad. La atención al detalle en cada decisión de diseño y su inspiración en la Historia y vida de la ciudad son un elemento más que consigue respetar y construir la esencia del barrio de La Marina.

En palabras de Hormías, la experiencia de vivir en La Marina es “vivir Barcelona”, a través de uno de sus barrios con mayor proyección de futuro.

Artículos relacionados

Entrevistas

La Marina, pieza clave en la Barcelona del futuro

En Conversaciones en torno al nuevo desarrollo de Barcelona, dialogamos sobre la trascendencia de lo local en el desarrollo de AQ Urban Fira en la configuración de la Barcelona del futuro.