¿Qué es la cédula de habitabilidad y cómo saber si tu casa la tiene?

Lectura 4 min
qué es la cédula de habitabilidad

Una necesidad básica para cualquier persona es tener una casa en la que resguardarse, descansar y disfrutar con familiares y amigos. Para tener un hogar no basta con alquilar, comprar o heredar una vivienda,sino que es necesario contar con una serie de documentos administrativos que certifiquen que ésta cumple con todos los requisitos marcados por la ley. Entre estos documentos está la cédula de habitabilidad. ¿Sabes qué es y si tu casa la tiene?

¿Qué es la cédula de habitabilidad?

La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que certifica el cumplimiento de una serie de requisitos mínimos de salubridad, higiene, solidez o tamaño que posibilitan que el espacio pueda ser habitado.

Existen diferentes tipos de cédula de habitabilidad:

  • Cédula de habitabilidad de primera ocupación, que otorga el ayuntamiento al constructor de una vivienda que no ha sido ocupada con anterioridad.
  • Cédula de habitabilidad de segunda ocupación, que suele otorgarse en viviendas antiguas cuando el certificado necesita ser renovado.
  • Cédula de primera ocupación por rehabilitación, para viviendas que han sufrido una rehabilitación de cierta envergadura.

La cédula de habitabilidad debe contener una serie de datos mínimos, entre los que se encuentran: la dirección de la vivienda, su superficie útil, su distribución y ocupación máxima, o la identificación del profesional emisor del certificado. Es un procedimiento que depende de las Comunidades Autónomas y suele caducar cada 15 años.

El certificado energético y la cédula de habitabilidad son dos documentos esenciales para una vivienda. El certificado energético es el documento oficial que certifica la eficiencia energética del inmueble o sus emisiones de dióxido de carbono. Gracias a él se obtiene una etiqueta energética que expresa estos datos de manera visual mediante una serie de letras, siendo la A la más eficiente y G la menos eficiente.

¿Para qué sirve la cédula de habitabilidad?

SI aún tenemos dudas y nos preguntamos para qué sirve la cédula de habitabilidad o qué pasa si un piso no tiene cédula de habitabilidad, es importante que sepas que se trata de un documento indispensable por varias razones:

  • Es necesario para contratar y dar de alta servicios de agua, luz y gas para la vivienda según la ley 18/2007. Sin ella, simplemente no es posible obtener estos servicios.
  • Es indispensable para alquilar o vender una vivienda en algunas Comunidades Autónomas.
  • Es recomendable a la hora de firmar una hipoteca, pues si bien no suele ser requisito indispensable, si se carece de ella el banco puede considerar que el espacio para el cual se pide la hipoteca no es una vivienda.
  • Es un requisito para poder acceder a las ayudas y recursos públicos, por ejemplo en caso de desahucio.
  • No es posible empadronarse sin cédula de habitabilidad en aquellas Comunidades Autónomas que la exijan.
  • Se evita el riesgo de ser multado por vivir en un espacio que carece de un documento que certifique que cumple con el Código Técnico de Edificación y la normativa urbanística del ayuntamiento.
Qué es cédula de habitabilidad

Existen diferencias entre las diferentes Comunidades Autónomas. Así, mientras en Cataluña, La Rioja, Navarra, Cantabria, Asturias y Murcia se exige para alquilar y vender un piso; en Madrid, Andalucía, Aragón y Galicia exigen únicamente la Licencia de primera ocupación y no existe necesidad de renovarla. 

¿Cómo saber si tu casa tiene una cédula de habitabilidad?

Para comprobarlo, es necesario dirigirse al ayuntamiento en el cual la vivienda está escriturada. La mayoría de las Comunidades Autónomas permiten realizar este trámite de manera telemática. Para obtenerlo se necesita presentar:

  • Fotocopia del DNI en vigor del propietario de la vivienda.
  • Copia de la escritura de propiedad.

¿Cómo obtener la cédula de habitabilidad?

En la eventualidad de que la casa carezca de cédula de habitabilidad o esté caducada, es necesario obtener una, incluso en aquellas situaciones en las que no se requiera de manera inmediata es conveniente seguir los pasos para hacerse con una. ¿Cómo conseguir la cédula de habitabilidad? Se trata de un trámite relativamente sencillo:

  • Se debe contactar con un arquitecto o arquitecto técnico para que lo emita y vise en su Colegio profesional, después de haber visitado el inmueble y haber realizado una inspección ocular para comprobar que cumple con todos los requisitos exigidos por la ley. 

Existen una serie de requisitos mínimos que es necesario que cualquier vivienda cumpla si quiere obtener la cédula de habitabilidad. Los más importantes son:

  • Tener una superficie mínima, que varía de una Comunidad Autónoma a otra, siendo por ejemplo, de 30 metros cuadrados en la Rioja o  36 metros cuadrados en Cataluña.
  • Contar con un equipamiento mínimo como cocina, inodoro, agua caliente, ventanas, puertas…
  • Una altura mínima de 2,5 metros, aunque puede reducirse en cocina y baño hasta los 2,2 metros.
  • Una serie de condiciones de seguridad mínimas en su estructura e instalaciones.

Una vez realizado este paso, puede pedirse la Licencia de primera ocupación en el ayuntamiento correspondiente, entregando la solicitud debidamente cumplimentada, el certificado de habitabilidad y el resto de documentos que se exijan.

La duración del proceso para obtener la licencia de primera ocupación suele ser aproximadamente de un mes, aunque puede variar de una Comunidad Autónoma a otra. El precio también es variable y depende en gran medida de los honorarios del arquitecto, la superficie de la vivienda y el coste de los trámites administrativos en cada Comunidad Autónoma.

Artículos relacionados

planos de vivienda Vivienda

Planos de una vivienda: tipos y por qué son necesarios

Existen diferentes tipos de planos de casas que se ajustan a cada construcción. Obviamente estos deben saberse interpretar para poder conocer cómo está estructurada la vivienda y así determinar si sus espacios son óptimos.

actualización renta alquiler Vivienda

Prórroga del límite a las subidas de alquiler al 2%

La escasez de materias primas iniciada con el descenso de la actividad derivada de la crisis sanitaria del Covid-19, la subida de los precios de la energía y la guerra en Ucrania han motivado una escalada imparable de los precios en Europa y, por tanto, en España.